sábado, 20 de abril de 2013

Okey y la ciencia-Ficción: Los siguientes cien números (52 al 106)


Ya en una entrada anterior, dimos un vistazo a las historietas de Ciencia-Ficción en la revista Okey en sus primeros cincuenta ejemplares, lo que correspondió al primer año.  Avancemos ahora en este estudio, y pasemos a dar una hojeada a los ejemplares de los siguientes dos años, hasta aproximadamente el ejemplar ciento cincuenta (desde Agosto/1950 a Julio/1952).

Recordemos que Okey estaba dedicada en un 100% a historietas, en una inmensa mayoría de origen extranjero, pero casi siempre sin identificación de sus autores.  Su gran orientación fue hacia la aventura, y por lo tanto no resulta ajeno a ello que los aportes de ciencia-ficción estuviesen disponibles en casi todos los ejemplares. 

En esta serie de cien ejemplares comenzaremos a ver una historieta que tendría una larga vida en la revista. Nos referimos a Brick Bradford. Son las tiras diarias que se publican en periódicos que, formateadas adecuadamente, son expuestas en esta revista semanal.
Habitualmente son dos páginas en cada número.  El primero que hemos identificado, y que comenzó en el número 55, es la serie “Beyond the Crystal Door” que se publicó en periódicos en USA desde mediados del año 1943.

Un segundo trabajo que encontramos ya cerca del ejemplar cien, es uno titulado “Orson el hombre del espacio”.  Sin mayores datos, vemos uno de los mucho émulos de Flash Gordon y sus aventuras conocidas en el mundo entero, y también imitadas por doquier.

El siguiente trabajo se denomina “El Mundo desconocido”.  Yo creo que no soy yo, sino el gusto artístico del momento, pero nuevamente me parecer ver las situaciones de Flash Gordon, trasladadas a la Luna, Marte, con reinos, enfrentamientos, seres extraños, y jóvenes valerosos que luchan exitosamente.  El protagonista es Roberto Morel, ingeniero francés que llega al planeta Radius, donde son capturados, se salvan, caen en manos de otros guerreros, etc

El último trabajo de ciencia-ficción que conocemos del periodo es el de Zoltan.  Su título completo es: “Lo que el mundo verá un día , Las hazañas y aventuras de Zoltan el invencible”.  Ya a estas alturas se podrán suponer a quién asemeja Zoltan…  Voy a escribir parte del resumen para que se entienda el punto:

 “El aviador Zoltán y la periodista Jane son capturados por los marcianos. Pero, ayudados por la marciana Nata, se fugan de la prisión en el preciso instante en que los guerreros del planeta Venus atacan a Marte. Acompañados por un guerrero venusiano los fugitivos se embarcan en un avión-cohete y llegan a Fobos  Caen prisioneros de las mujeres guerreras.”
 

Aproximadamente a contar del ejemplar 120 o 130 comenzaremos a ver los trabajos de Mario Igor  en las portadas de todos los ejemplares de Okey.  Antes se usaba algún cuadro de la historieta que era intervenido.  Ahora se contará con el arte, juvenil es cierto, pero arte de Igor que con esto comenzaba su larga, dilatada y fructífera carrera.

3 comentarios:

Jenofonte dijo...

Salta a la vista que no había mucho respeto a la autoría de los personajes, hay casos en que se copiaba hasta los dibujos.
También se observa alguna falta de imaginación, como que con Zoltán aparezca una reina Frida (Flash) y una Jane (Tarzán).
Tampoco la revista se preocupaba mucho, imitador e imitado podían compartir aventuras en un mismo número. Lo que hay que decir es que como lectores, esos detalles no nos molestaban mucho (o nada).

Moises Hasson dijo...

Asi mismo era. Esperamos que eso no se haga hoy día.

Gracias por el comentario.

Saludos,

Jenofonte dijo...

Yo creo que igual se hace, puede ser más difícil, eso si. Pero conociendo al género humano...