lunes, 23 de abril de 2012

Ciencia Ficción en la revista Pacífico Magazine


Entre los años 1913 a 1921 se publicó en Chile la revista Pacifico Magazine, a cargo del escritor Alberto Edwards y editada por Zig-Zag.  Sus páginas estaban llenas de cultura, se editaba en muy buen papel, y estaba profusamente ilustrada con fotografías, dibujos e ilustraciones.  También incluyó ficción y poesía, tanto de autores nacionales como extranjeros.

En cuanto a la CF, publicó al menos una obra de Wells, Los primeros Hombres en la Luna, pero también otras obras que son de nuestro interés y que fueron escritas por chilenos.  El mismo Alberto Edwards, pero usando el seudónimo de Miguel de Fuenzalida, escribió una serie de relatos tanto policiales, con el detective Román Calvo, como de CF, en un ámbito más cercano a la política-ficción (un tema que Edwards manejaba muy bien).  Ambos series de relatos han sido reeditados luego en libros: “Cuentos Fantásticos” se llama la una, y “Roman Calvo, el Sherlock Holmes chileno” la otra.  Hoy daremos una mirada a las ilustraciones que se incluyeron en Pacifico Magazine.

Mencionemos que dos de  los principales ilustradores nacionales que trabajaron allí fueron Pedro Subercaseaux, también conocido como Lustig, un gran caricaturista pero también un muy buen pintor; y nuestro recordado y querido Coke, Jorge Delano, famoso creador de la revista de caricatura política Topaze.

Los aportes a la Ciencia Ficción de ambos serán ahora expuestos mostrando que -a  veces- no basta con el puro deseo. . .   El caso de Coke es para una edición de 1918, para un trabajo titulado “El gran plebiscito del Pacífico” en donde relata que para el “futuro” año de 1940 se llevaría finalmente a efecto la votación en las ciudades de Tacna y Arica de acuerdo a lo establecido en un tratado años antes.
Este año 1940 describe el autor “Los tales aeroplanos están construidos en forma de alas de mariposas.  Del centro de ellas salen cabezas divinas envueltas en rubias o negras cabelleras, al gusto del consumidor.”  Así Coke nos presenta así los tales aeroplanos:


Otros par de cuadros de José Delano para ilustrar esta historia son:


El segundo caso que veremos serán los trabajos de Pedro Subercaseaux para las obras de Alberto Edwards.  Revisemos la historia de 1916 “El Arbitro de Europa”.  Recordemos que esta historia se escribe mientras en Europa se desarrolla la Primera Guerra Mundial, por lo que Edwards imagina a una persona que desarrolla una nave muy poderosa y equipos individuales para volar, por lo que con eso puede dirimir los problemas y entregar paz a los pueblos.




Ambos casos son interesantes muestras de arte, pero ciertamente no se alejan mucho del trabajo realístico más que fantástico, hecho especialmente destacable para Coke cuya aeroplano con forma de mujer parece ser… una mujer.  Sin embargo son trabajos que están algo perdidos y creo que vale la peno exponerlos y darlos a conocer a las generaciones de hoy.