martes, 15 de enero de 2013

Mario Igor y la Fantasía Heroica


Mario Igor fue conocido entre sus amigos dibujantes como El Principe Negro.  Venía del sur de Chile, y muy tempranamente asombró por su talento a artistas y profesores, y fue destacado en las revistas infantiles de la época, El Cabrito, El Peneca, etc.  Ya le dedicamos una entrada hace unas semanas por su trabajo con la novela de Bradbury “Crónicas Marcianas”.

Su carrera profesional la inicio muy temprano en Zig-Zag, destacando su labor de portadista de revistas y libros.

Sin embargo dentro de su amplia carrera, creemos que es justo rescatarlo dentro de un género que en Chile ha tenido, y tiene, pocos cultores. Aquel de la Fantasía Heroica.  Posee varios trabajos en este ámbito, y siempre su estilo de dibujar se adaptó con creces en un género que al parecer le gustaba.  Habitualmente el guionista fue José Zamorano, y la calidad de sus trabajos es destacada.

 Los primeros trabajos corresponden al personaje Khanda, que remplazara a la recordada Mawa de la revista Jungla luego del golpe militar en la editorial Gabriela Mistral.  Su cercanía con el género es claro desde un principio, comenzando por su traje, situaciones, magos, espadas y todo aquello que identifica a la fantasía heroica.  Khanda  es apoyada por sus dos ayudantes, que antes estuvieran con Mawa, y se mueven en un clásico mundo de elementos del pasado mezclados con cosas futuristas.  Se publicó desde el número 173 al 205 de la revista Jungla, y aun cuando no fue el único dibujante de la serie, si fue el mas destacado. 

     



En paralelo sacó un nuevo personaje, El Hijo de la Montaña, esta vez buscando incluir las tradiciones y leyendas andinas que los conquistadores españoles forjaron en su búsqueda del oro en América.  Tuvo revista propia con este título todo bajo el sello Gabriela Mistral, y se habrían publicado 15 números, todos los que conocemos hechos exclusivamente a Mario Igor, y nuevamente con guiones de Zamorano. Este “Hijo” de la montaña, de raíz Inca, se llama Amauta y posee poderes mentales que se adaptan muy bien al estilo de dibujo de Igor.

     

   


A continuación rescatemos también a Yudex, aparición en la revista Mampato.  En esta revista infantil, y bajo el sello sucesivo de Vittorio de Girolamo y Lukas, se dio un gran impulso a la creación de historietas por artistas locales, lo cuales estaban en una época de crisis desaparecida la industria de comic-book que antes los mantuviera en Zig-Zag y luego en Quimantu, y a algunos pocos un par de años bajo Gabriela Mistral. Corría el año 1977 y es en el numero 340 en que, junto al guionista Adrián Roca, dan vida a dos aventuras de Yudex, un arqueólogo que es transportado a otra dimensión con muy claras características de Fantasía Heroica, pero en donde Igor da rienda suelta a su maestría en el dibujo.  

    


Y finalmente, ya a comienzos de los años 80, su personaje Cartoriz en el sorprendente suplemento que Vittorio di Girolamo (nuevamente) logró que el diario La Tercera publicara los días domingo.  Vuelve a trabajar con Zamorano en este su trabajo que lo acerca más a la ciencia-ficción.



Por todo lo anterior creemos que en vez de ser un Príncipe Negro, debería ser conocido como el Rey Negro de la Fantasía Heroica chilena.