viernes, 22 de febrero de 2013

El Intrépido Peneca bajo Victor de la Fuente


Ya anteriormente revisamos someramente la estadía de Victor de la Fuente en Chile, específicamente en lo relacionado con su actividad en el Comic. A lo que dedicaremos esta entrada hoy es a revisar con algún detalle los 46 ejemplares de la revista El Peneca que durante poco menos de un año de la Fuente dirigiera (desde el ejemplar 2555 al 2600).

     


Comencemos la revisión a partir del último ejemplar de la era pre-de la Fuente, osea el 2554 de Diciembre de 1957, y los ejemplares que lo antecedieron. Aquí ya vemos como el tímido acercamiento de la revista El Peneca al comic, que comenzara años atrás, y que en algún minuto llego a contar con trabajos de los chilenos Themo Lobos y Oscar Camino en sus páginas, comienzan a establecerse ya como permanentes.  Se comienza a dar preponderancia a la escuela franco-belga, y no se encuentran trabajos de chilenos. Así los contenidos del este último Peneca son de 9 comics en estilo folletín y de 9 notas con artículos/cuentos/moldes/etc.  Las historietas son: “La amenaza atómica”, “La esfinge de oro”, “Jean-Bart el audaz”, “Louk el perro-lobo”, “Prisioneros del espacio”, “La isla en la bruma”, “Pepe Rubio”, “Llegan los marcianos” y “Modesto y Pelusita”. Tres de estas series terminan en este ejemplar.

  


En el ejemplar 2555, ya el primero de la era nueva,  la lista de historietas son 13 y solo 1 cuento seriado. Los comics son: “La amenaza atómica” (cont); “El caballero blanco”; “Daniel el travieso”; “Pepe Rubio” (cont), “Nuestros dibujos animados”, “La reina blanca de Calabar”(nueva historia); Clorofilo” (nueva historia), “La venganza de los incas”, Prisioneros del espacio” (cont), “Llegan los marcianos” (cont), “La esfinge de oro” (cont), “Bill y Bosy en La casa del diablo” (nueva historia), “Modesto y Pelusita” (cont).  Además la gran innovación: una historieta completa, que en esta número correspondió a un western “Oro redentor” de Fred Fruncken), y con ello desaparecen casi todo los trabajos de otro tipo como los moldes para recortar, algunos artículos cortos, etc.

Osea la transforma de revista infantil, en una revista 100% dedicada al comics, y que además busca –en forma tímida- quebrar de a poco con la tradición folletinesca del continuará, , ,

       

Durante todo su período a cargo de la revista, este contenido descrito será aproximadamente el mismo.  Tal vez lo más interesante sea que mantiene una  novela seriada, pero pone un trabajo que él mismo ilustra aunque bajo seudónimo.  Se trata de la obra “Wanda” con dibujos de “Sánchez”, y que muestra las aventuras de un joven blanco en Africa al mejor estilo de Tarzán, y que podríamos ver como un antepasado directo de “Mawa”, “Elundi” y “Mizomba” personajes de las revistas de historietas años después en Zig-Zag.



Revisando las historias unitarias que se publicaron en este periodo, podemos observar que dos temas son los más recurridos: el western, y el bélico (tanto en la Segunda Guerra Mundial como en la contemporánea Guerra de Corea).  También hay policiales, de aventuras históricas y en cuatro ocasiones un sorprendente “Espíritu de Justicia”, nuestro conocido “The Spirit”, tal vez lo más “intrépido” que pudo verse esos años en El Intrépido Peneca.

Un gran número de portadas de ese tiempo llevan su firma, pero hay algunos casos en que al parecer no son de él, según algunos entendidos en su obra nos han afirmado –y que por cierto no están firmadas.  Hay un par dedicadas a la serie Wanda ya mencionada.

    

No alcanzó a dirigir ni tan siquiera un año este nuevo Peneca. El ejemplar 2600 de Septiembre de 1958, es su último trabajo aquí. Si estaba o no resultando el experimento del cambio con El Peneca, no lo sabemos.  Si sabemos que al dejar Victor la dirección y asumirla alguien formado en la “vieja escuela” (Carmen Alvayay de Zuñiga) fue El Peneca volviendo a su estilo pre-de la Fuente.  De todas formas luego intentó volver a ser una revista plena de comics, incluyéndolos desde la portada, pero ya el fin era imparable y en Octubre de 1960, con el ejemplar número 2705 y tan solo dos años después que terminara la era de Victor de la Fuente, El Peneca cesa su publicación.

2 comentarios:

Guillermo dijo...

Excelente, me gustaría compartir una serial entera que escaneé de El PEneca. Se llama Trono Vacante, es como una herencia de familia :)

http://tronovacante.blogspot.com/

Alejandro dijo...

que gran trabajo el escaneo del trono vacante ...eso debe ser como del año 30?? sabe usted quien era el dibujante de "Modesto y Pelusita", y de "Clorofilo" ??