martes, 14 de mayo de 2013

Una obra, dos artistas. Core y Camino


Mario Silva Ossa –más conocido como Core- fue el dibujante que marcó una época en la ilustración infantil chilena desde las páginas de la revista El Peneca hasta el año 1950.  Pero sus trabajos no solo se publicaron allí, sino también en variadas colecciones de libros de la editorial Zig-Zag –y por muchos años-. Así una primitiva colección de libros infantiles de esta editorial fue la denominada Ulises, que tuvo un formato de bolsillo y portadas blandas  algo mas reforzadas, y se publicó durante 1947.  Las historias se complementaron con ilustraciones.  Dos a color, al comienzo y término del libro, y en blanco y negro en su interior.


Todas las obras que conocemos poseen ilustraciones exclusivamente de Core, lo cual además nos lleva a sospechar que es posible que varias, sino todas ellas, puedan haber salido antes publicadas en forma de folletín en la revista.


Varios años después, en 1965, y con el comienzo del departamento de historietas de Zig-Zag se lanzaron una serie de revistas buscando dar con el gusto de los lectores. Una de estas revistas fue Ases de la Novela, que como su nombre lo indica, buscó entregar novelas en formato historietas.  En general se desplegaba una novela en cada ejemplar, y los dibujos eran hechos por distintos artistas.
   


En el ejemplar número xx de la serie de Ulises aparece la novela “Herné el cazador”, y en número 10 de la revista Ases de la Novela vemos una adaptación de la misma de mano de Oscar Camino, y con trabajo previo en los textos por Alvarez.
    


Desplegamos en esta entrada muestras de ambos trabajos. De Core se pueden ver sus mejores atributos en el manejo del color, mientras que de Camino sobresalen sus escenas de media página entregando así una visión de personajes y ambiente bastante más amplio que lo que puede encajar en un solo cuadro.  Tal parece que Camino hubiese querido entregar ilustraciones, o incluso cuadros, pero sabemos que no es así al compararlo con su gran trabajo en la Ciencia-Ficción, Hacia Otros Mundos, en donde también podemos apreciar su gran tarea con los grandes escenarios, esta vez espaciales y no palaciegos como en esta obra.