lunes, 12 de agosto de 2013

Eras del Comic en Chile

Un par de estudiosos han realizado, dentro de sus trabajos, una distinción en etapas del desarrollo de la historieta en Chile, que resulta interesante de conocer, y que nos servirá luego para elaborar algunas ideas a este respecto.  Vamos a citarlas ahora.

   

Manuel Alcides Jofré, sociólogo en un trabajo del año 1986 (1), y cuyo alcance es desde 1895 al 1973, establece las siguientes tres etapas:

a) Prehistoria de la Historieta en Chile:      1895-1937
b) Aparecimiento y gradual expansión de la historieta:     1938-1970
c) Creatividad y Autoconciencia en la historieta:         1971-1973

Posteriormente, en un trabajo bastante más contemporáneo, el académico Omar Perez del año 2007 (2) establece las siguientes:

  • )      La era de la historieta muda:                     1905-1930
  • )      Nacimiento del Comic Chileno                  1930-1950
  • )       El época de oro                                               1950-1973
  • )      La era del Underground                              1973-1990
  • )      ¿Qué bicho les picó a los comics?            1990-2000
  • )       Novísima Generación:                                 2000-2006

La división de Alcides Jofré resulta de interés al marcar el año 1937, con la revista Chascón, como división, revista que –por otro lado- es completamente ignorada por Perez. Sin embargo el mismo Jofré adolece de un gran defecto, su foco es el desarrollo de las revistas en el periodo 1971 (nacimiento de Quimantú) y 1973 (Golpe Militar) y en dónde él participó.

El caso de Perez tiene la ventaja de avanzar en el tiempo, pero adolece de una gran falla: tiene datos erróneos, por instantes es inconexo y –nuevamente- es fuerte únicamente en la etapa más contemporánea del autor, mostrando una increíble falta de acuciosidad y simple desconocimiento en el período pre-1980.

Personalmente, y habiendo revisado exhaustivamente publicaciones, autores y temáticas, propongo la siguiente usando además  nombres propios de nuestros país monoexportador de minerales.
  

 


La primera etapa, o Edad de Cobre corresponde al comienzo del trabajo sobre la historieta. Mucha copia, todo en revistas infantiles, sin revistas especializadas y con creadores en tiempo parcial mas dedicados a la Publicidad o caricatura  (1900-1940).

La segunda etapa, o Edad de Plata, corresponde a la creación de revistas más o menos especializadas, con el surgimiento de autores locales ya de algún modo reconocidos, y los primeros esfuerzos. Destacamos el impulso que se hizo con artistas exclusivamente nacionales en El Cabrito y el nacimiento de la muy longeva Okey  (1941-1961). Otros casos del período: Barrabases (primera época), Ventarrón, Cascabel, y también en picaresca Pobre Diablo y El Pingüino.

La tercera etapa, o Edad de Oro, es la etapa de la explosión de producción y edición tanto nacional como extranjera, fundamentalmente en formato de comic-book.  A contar de 1962, primero Zig-Zag se lanza a la conquista masiva del mercado chileno y latinoamericano comenzando con Disneylandia, pero muy pronto creando un departamento para producción local; y luego es seguido por Lord Cochrane que también comienza un ciclo de reediciones de producciones norteamericanas; y en paralelo a la producción anterior se amplia y crece la circulación de la edición de revistas picarescas, y resurgen las revistas infantiles –como Mampato- que iluminan el firmamento historietístico y de caricaturas.  Todo ello concluye en 1976 con el cierre definitivo de lo que quedaba del departamento de historietas ahora en Gabriela Mistral, y la desaparición de Mampato, los dos únicos refugios de dibujantes  y con la cuasi extinción  de la producción local quedando solo pequeños atisbos en diarios y otras publicaciones.

A contar de ese momento, y solo pasado un tiempo largo de crisis cultural, comienza el mercado a resurgir tímidamente primero de la mano de fanzines, o de revistas experimentales algunas, incluso de esfuerzos en prensa escrita, como el caso del Suplemento de Historietas del Diario La Tercera (1980). Todo de la mano de una mejora en la situación económica y una restauración democrática.

Apoyando el ámbito cultural, surgen algunas iniciativas públicas que también favorecen al comic; y también y también puede verse el resurgir de algunos viejos artistas y editores, buscando recuperar en parte la cadena de enseñanza maestro-aprendiz que fuera truncada. Probablemente podríamos concluir esta etapa con un renacer institucionalizado de la historieta, ahora bajo el concepto de Libro Ilustrado que recupera posiciones, se valoriza y todo eso a pesar de la increíble marea de producción extranjera que abunda en el país.

  1.       Edad de Cobre                              hasta 1936  (o primero balbuceos)
  2.       Edad de Plata                                1937-1961 (o desarrollo de 1eros artistas y Revs. en campo infantil fundamentalmente)
  3.        Edad de Oro                                  1962-1975 Creación de la revista exclusiva de comics
  4.       Crisis y Renacimiento                    1976-1980
  5.       Moderno                                           1981-2000
  6.        Contemporáneo                             desde 2001


Me encantaría que se pudiera dar un diálogo sobre este tema, pero mi experiencia dice que no será así en este medio.  Por lo tanto dejo el tema hasta aquí para “que pase por un zapatito roto y algún día lo tome otro…”.


    


 (1) Publicaciones Infantiles y  revistas de historietas en Chile: 1895-1973”, Manuel Acides Jofré, Ceneca, Santiago, 1986

(2) “Breve Historia del Cómic en Chile”.  Omar Perez. Editorial Universitaria Bolivariana, Santiago, Chile.  Septiembre 2007.

4 comentarios:

donjorge dijo...

Amigo Moisés, he vuelto a caer en tu blog, buscando información de El Peneca, aunque ya lo conocía desde que empezaste a sacar portadas de los Cuentos Fantásticos y tengo que felicitarte por el inmenso trabajo que, sobre las publicaciones chilenas, tanto de historietas como de revistas y novelas-pulp, has puesto al alcance de todos nosotros.
Este blog ya es una pequeña enciclopedia indispensable para todo buen aficionado.
Con toda mi admiración, te envío un fuerte abrazo,
Jorge Tarancón

Moises Hasson dijo...

Jorge:

Muchas gracias por tus palabras. Son un aliciente para continuar con mas fuerzas.

Un abrazo.

Moises

Eduardo Ravanal dijo...

Moisés, me gusta la división que haces para el desarrollo del comic chileno.
Pero, me asalta una duda, qué puesto ocupa el Barón Von Pilsener (primer personaje del Comic chileno) dentro de este desarrollo? Sólo una anécdota dentro del devenir de las publicaciones o marcó una pauta o camino que pudiese ser comparado a una división de épocas, como definir que con su publicación se inicia la Edad XXXXX?

Atte.
Eduardo Ravanal Moran

Moises Hasson dijo...

Eduardo:

Interesante tu pregunta. Creo que Von Pilsener con toda su valiosa construcción y presencia no marcó pauta. De hecho recuerda que Von Pilsener estaba desaparecido hasta que fue rescatado en un estudio hace unos años. No marcó tendencia, ni creo escuela. Tampoco podemos decir que es una anecdota, pero es parte de la Edad de Cobre.

Años despues, en revistas que dieron continuidad a la creación, e incentivaron a los niños, como El Cabrito y El Peneca, es allí conde recien podemos hablar de momentos en donde se abrieron posibilidades, y se abrieron las posibilidades para lo que vino.

Un abrazo, y gracias por dejar tus comentarios.

Moises