domingo, 7 de agosto de 2016

Cien Artistas, Cien Portadas (11) Sienna, Masereel, De la Fuente

Hace unos días se entregaron en Chile los Premios Pedro Sienna, y esto nos da la excusa para mostrar otra faceta de este multifacético artista. De igual forma el descubrimiento de un libro de los años treinta con grabados de madera de Franz Masereel nos llama la atención para destacar a un notable artista. Y finalmente una muestra de la época chilena en la vida de uno de los grandes artistas mundiales del cómic Víctor de la Fuente, nos permitirán completar esta entrega número 11 de la serie que comenzamos hace unos años.


SIENNA.  Leemos en Wikipedia que Pedro Sienna fue el seudónimo de Pedro Pérez Cordero  quien fue poeta, dramaturgo, periodista, crítico de arte, actor de teatro, productor, actor y director de cine. No dice allí que también incursionó como dibujante como puede verse en la portada de su libro de poesías sobre el mundo del teatro “El Tinglado de la Farsa” publicado en año 1922 bajo el sello Nascimiento y que destacamos hoy. Sus primeras poesías publicadas datan de 1917, y posteriormente lo vemos además publicando novelas y obras de teatro.  Para el año 1926 se dedicó al periodismo y literatura. En su honor, desde el año 2006 se entrega el premio que lleva su nombre para destacar la producción audiovisual chilena (cine) en las categorías habituales (mejor producción, director, actor, etc).



MASEREEL.  Franz Masereel fue un artista belga, uno de los más importantes creadores en el campo de la xilografía. Destacado pacifista, trató con frecuencia temas de interés social. Sale de Bélgica y se instala en Paris, en donde dice la leyenda, que fue un tal Queatre Boeufs, representante comercial de materiales para artistas, quién enseñó a Masereel los rudimentos del viejo oficio del grabado sobre madera, la xilografía. Su arraigado pacifismo lo hace instalarse en varias localidades y huir del ejército belga que lo buscaba para incorporarlo a sus filas. Se instala como voluntario de la Cruz Roja y dibuja, dibuja los horrores de la Primera Guerra Mundial. La editorial PAX en Santiago de Chile publicó el año 1936 la obra de Henri Barbusse “Algunos secretos del corazón” originalmente editada en 1921, que incluye no solo la portada de Masereel con un retrato del autor, sino que incluyó otras 24 iustraciones interiores. Su trabajo publicado en  1925 , simultáneamente en Francia y en Alemania, La ciudad (La ville/Die Stadt), novela en imágenes sobre la vida en la gran ciudad que refleja de forma clara las profundas desigualdades sociales, ha sido calificada como una de las grandes obras de narrativa gráfica del siglo XX.

Un artista digno de conocer. Como una excepción incorporamos a la portada dos de los grabados interiores de este libro.


  



DE LA FUENTE.  El dibujante Victor de la Fuente, múltiple laureado y reconocido por sus trabajos en el cómic, vivió varios años en Chile.  De su estadía es

muy poco lo que ha trascendido dado que en sus trabajos biográficos casi no la menciona. Sabemos que a su llegada logra trabajar para la industria editorial Zig-Zag, y hemos rastreado trabajos en formato de cómics en las revistas infantiles El Cabrito (entre 1946 y 1947). Posteriormente es probable que haya trabajado en publicidad y en portadas de libros e ilustraciones. Por ejemplo del año 1949 hemos podido localizar un libro con trabajos de ilustración interior de su autoría.  El libro es un trabajo de divulgación científica para jóvenes titulado “El Mundo Maravilloso de Pepe” de F. Ritserty que fue publicado en 1949.  Y del año 1952 es la portada que exhibimos hoy.  Posteriormente su última relación en Chile con el mundo de la historieta fue su recordada labor como director de El Peneca, transformado por él en El Intrépido Peneca, entre Diciembre de 1957 y Septiembre de 1958.  Para el año 1960 Víctor de la Fuente está nuevamente instalado en España, dejando atrás su etapa chilena.

El autor de la novela, José María Souvirón también español, vivió muchos años en Chile como académico y también colaborando en Zig-Zag. En 1953 volvió a España.